¿EXISTE EL LIMBO?

Empecemos por decir que la Iglesia nunca ha enseñado que exista el limbo.

Entonces, ¿de dónde viene la idea?

Desde antiguo hubo teólogos y pastores preocupados por la salvación de los que morían sin Bautismo, ya que las palabras de Cristo a Nicodemo no parecen dejar alternativas: "Yo te aseguro que nadie puede entrar en el Reino de Dios si no nace del agua y del Espíritu" (Juan 3,5).

Esto llevó a algunos a pensar que se requería el rito mismo del Bautismo para la salvación y que todo aquel que moría sin él se condenaba irremisiblemente. De ahí que se buscara otra vía para salvar, de algún modo, a los inocentes sin bautismo.

Volver a Temas Varios