ORDENACIÓN
DE TRES NUEVOS OBISPOS

José Gómez Cerda
Presidente de la Asociación Dominicana
de Periodistas y Escritores- ADPE

El pasado sábado, 26 de Agosto, fueron ordenados tres nuevos Obispos para la Iglesia Católica Dominicana, quienes fungirán como Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis de Santo Domingo, en un solemne acto en el Centro de Convenciones Sansoucí, en Santo Domingo, con la participación de cientos de feligreses de distintas localidades del país.

Los obispos ordenados son; Ramón Benito Ángeles Fernández, Faustino Burgos Brisman y Jesús Castro Marte. Ellos fueron ordenados por Monseñor Francisco Ozoria Acosta, Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, y como co-ordenadores Monseñor Rafael Leónidas Felipe Núñez y Monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas.

Ramón Benito Ángeles Fernández, nació en Arenoso, La Vega, el 17 de marzo de 1949. En 1974 obtuvo la Licenciatura en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, en 1979 concluyó sus estudios teológicos en el Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, ordenado el 23 de diciembre de 1978. Fue Secretario General de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

Faustino Burgos Brisman nació el 15 de febrero de 1960, en San Francisco de Macorís, Entró en el noviciado de los Padres Paules en 1982, fue ordenado el 30 de mayo de 1987.

Ha sido párroco en Haití, Puerto Rico y la República Dominicana. Ha sido del Colegio San Vicente de Paul, y superior Provincial de su orden en diversas ocasiones.

Jesús Castro Marte, nació en San Antonio de Guerra, Santo Domingo, el 8 de marzo de 1966, realizó sus estudios filosóficos y teológicos en el Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, donde después fue vicerrector Académico. Actualmente es el Rector de la Universidad Católica de Santo Domingo (UCSD).

Durante el acto Monseñor Ozoria dijo:

"Oh Dios, Pastor eterno, que gobiernas esta grey con protección constante y has querido incorporar hoy al colegio episcopal a estos presbíteros siervos tuyos, concédeles ser auténticos testigos de Cristo en todas partes con una vida santa. Por nuestro Señor Jesucristo, tu hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén".

En la presentación de los elegidos se solicitó que la Santa Iglesia Católica pidiera que fueran ordenados los presbíteros Ramón Benito de los Ángeles Fernández, Faustino Burgos Brisan y Jesús Castro Marte.

Luego se dijo:

"La antigua regla de los Santos Padres establece que quien ha sido elegido para el Orden Episcopal sea, ante el pueblo, previamente examinado sobre su fe y sobre su futuro ministerio, por lo tanto, queridos hermanos;

¿Quieren ustedes consagrarse, hasta la muerte, al ministerio episcopal que hemos heredado de los Apóstoles, y que por la imposición de nuestra manos les a ser confiado en la gracia del Espíritu Santo?

A los cual los elegidos respondieron;

"Si queremos"

Luego se procedió a los ritos tradicionales de la imposición de manos, de parte de los obispos presentes, la unción de la cabeza, la entrega del libro de los evangelios y de las insignias episcopales, acto que contó con las familias de los ordenados, el libro de los evangelios, el anillo episcopal, la mitra, y el Báculo, signo del ministerio pastoral, luego el abrazo de paz>

Un coro especial y un magnifico tenor aportaron la música en esta actividad interpretando Pescador de Hombres, de Cesáreo Gabaráin, Alma Misionera, de Enrique García Velez, Panis Angelicus, con letra de Santo Tomás de Aquino y música de Cesar Frank, TeDeum, de Michael Keating y Junto a Ti María, de José Miguel Cubeles.

Los nuevos obispos hicieron un recorrido entre el público, recibiendo aplausos y saludos personales. Ramón Benito de los Ángeles, hablo en representación de los tres nuevos obispos, y entre otras cosas dijo:

Monseñor Francisco Ozoria Acosta afirmó, que el individualismo está destruyendo las familias y la sociedad en sentido general, y que de esa tendencia no escapa la iglesia católica.

"Se hace difícil trabajar con otros. Formar equipos y caminar hacía la misma dirección, pero estamos trabajando para mantenernos unidos, y en eso podemos decir que los obispos dominicanos son un ejemplo", destacó el prelado.

Citó el Concilio Vaticano II, en su decreto Christus Dominus, que aconseja a los obispos auxiliares "entrar en solicitud pastoral con el obispo diocesano, en todos los asuntos y en unánime armonía con el mismo".

Con el nombramiento de los prelados, se cubren las vacantes dejadas por el auxiliar emérito Pablo Cedano; Amancio Escapa, fallecido; y monseñor Víctor Masalles, designado en la diócesis de Baní.

Sobre la Arquidiócesis de Santo Domingo. Tiene más de cuatro millones de católicos. Está dividida en cuatro unidades territoriales denominadas vicarías episcopales, en adición al Distrito Nacional. Cuenta con más de 215 parroquias y 18 zonas pastorales.

Entre los cientos de participantes asistió el Presidente de la República Lic. Danilo Medina, con su esposa y parte de los miembros del Gabinete de su gobierno, el ex Presidente Hipólito Mejía, autoridades civiles y militares.

Estuvieron presentes Obispos de Haití, Puerto Rico, Argentina, Estados Unidos y de Europa, y participaron activamente en las actividades de la ordenación de los tres nuevos obispos auxiliares del Arzobispado de Santo Domingo.

Asistieron obispos y religiosos de todas las diócesis dominicanas, y de las diferentes órdenes religiosas.

Volver a Portada